Seguros de Vida para Hispanos
      ASEGURANZAS de Vida. Si vive en Estados Unidos, compare y compre el mejor Seguro de Vida

 

Definiciones y Tipos de Seguros de Vida

La póliza del seguro de vida es un contrato entre la compañía de seguros y el asegurado para pagar una determinada cantidad a los beneficiarios del asegurado después del fallecimiento del mismo.

En las pólizas de los seguros de vida es necesario especificar dos elementos importantes:

   1.- la persona o personas beneficiarias de la póliza

   2.- la cantidad que deberá pagarse a dichas personas cuando se verifique el evento

De esta forma usted protege su familia y le proporciona una fuente de dinero en metálico.

Tipos de Seguros de Vida:

A) Seguros de Vida a Término o Temporales

Los seguros de vida a término, como su nombre indica, le aseguran por un cierto periodo de tiempo que será especificado en la póliza, esto significa que el beneficiario del seguro recibirá la cantidad asegurada solamente si el asegurado fallece dentro de tiempo establecido en la póliza.
 
Los seguros de vida a término suelen ser más económicos que los seguros de vida permanentes, lo que los hace más atractivos para los jóvenes o las familias que no pueden gastar mucho en los seguros de vida.

Muchos de los seguros de vida a término son renovables, lo que significa que usted puede continuar con su póliza después del periodo establecido inicialmente. No obstante, la renovación podría requerir controles médicos y probablemente se incrementaría el precio.

Los precios de los seguros de vida a término se basan normalmente en la edad y en el estado de salud de la persona en el momento de hacer la póliza.

B) Seguros de Vida Permanentes

A diferencia de los seguros de vida a término, los seguros de vida permanentes pagan a los beneficiarios en cualquier momento, tanto si el fallecimiento sucede justo después de suscribir la póliza como 50 años después. Debido a estas características las pólizas de los seguros de vida permanentes tienden a ser más caras que las pólizas de los seguros de vida a término.

Cuando se compra un seguro de vida permanente se esta cubierto para toda la vida, durante el tiempo que se tenga la póliza el beneficiario será retribuido en caso de defunción. La cantidad a pagar dependerá del valor de la póliza en el momento del fallecimiento. En cualquier caso, usted es dueño de la póliza incluso si ha dejado de pagar por un tiempo. Este tipo de póliza también acumula una parte en metálico sobre los impuestos a plazos. Además, puede pagar dividendos a lo largo del tiempo de duración de la póliza.


¿Por qué son necesarios los Seguros de Vida?

A lo largo de la vida las personas debemos afrontar ciertas obligaciones económicas y contribuir de alguna forma a la renta familiar. Incluso en caso de fallecimiento usted necesita ayudar a su familia a hacer frente a todos los gastos durante un periodo de tiempo, asegurar la casa y asegurar a su esposa e hijos.

Las obligaciones económicas pueden incluir los gastos del funeral, facturas médicas no pagadas, cuotas de (los) préstamos (que queden) por pagar, deudas de negocios, gastos para los estudios de los hijos, etc.

Los seguros de vida le proporcionan la tranquilidad económica necesaria ya que:

1.- Le permiten mantener su patrimonio ya que gozará de exenciones de impuestos que podrá usar para pagar los gastos del funeral y afrontar otros gastos personales y de negocios.

2.- Los seguros de vida pueden generar ahorros y/o añadirse a la pensión cuando se jubile.

3.- Los seguros de vida le permiten mejorar su historial de crédito, lo que le facilitará comprar un seguro médico u obtener un préstamo cuando tenga necesidad de ello.

4.- Los seguros de vida temporales o a término tienen un doble beneficio, además de protegerle, usted puede recuperar su dinero en cualquier momento.

5.- Los seguros de vida protegen sus negocios de pérdidas económicas o de cualquier deuda, ya que le cubren en caso de que uno de sus socios fallezca.

6.- Los seguros de vida pueden contribuir a mantener el estilo de vida de su familia en caso de que uno de los cónyuges fallezca de repente.